Please reload

Entradas recientes

La practica antiopresiva en contexto de trabajo social clínico

February 6, 2018

1/3
Please reload

Entradas destacadas

PROMOCIÓN DE LA SALUD MENTAL INFANTO - ADOLESCENTE: APRENDIZAJES, PERCEPCIONES Y DESAFÍOS

Resumen: La etapa de desarrollo adolescente es uno de los períodos caracterizados como más difíciles y complejos del desarrollo humano tanto por sus cambios psicológicos y sociales como por su proceso de transición biológica. En la actualidad la política pública de Salud Mental destinada a población Infanto-adolescente propone diversos ejes interventivos en donde la promoción es parte de la principal estrategia utilizada en estas temáticas. Lo anterior, sustenta la iniciativa a sistematizar en donde a través de la metodología cualitativa se obtienen los aprendizajes obtenidos en intervenciones promocionales, resultados que estarían situados en elementos significativos como valores, autorregulación emocional, convivencia y unión, además de su utilización en su vida cotidiana. La valoración del proceso se situaría en la significación y aprendizaje de habilidades sociales para su propia utilidad en diversos escenarios vinculantes. En cuanto a dificultades del proceso se encontrarían la cantidad de sesiones, cobertura y temáticas que forman parte de los desafíos actuales que enfrenta la política pública.

 

Palabras claves: Salud Mental – Adolescencia – Política Pública

 

Introducción

 

 

El presente documento se elabora a partir de la sistematización realizada acerca de los aprendizajes de niños, niñas y adolescentes a través de su experiencia en las intervenciones promocionales realizada por el Programa Habilidades para la Vida II junto al establecimiento en convenio Colegio María de Andacollo, ubicados en Coquimbo (Chile), en el marco de la Política Pública de Salud Mental del Ministerio de Educación.

 

La sistematización, corresponde a un nivel teórico que propicia conocimientos, saberes esenciales de procesos y fenómenos desde sus tendencias de desarrollo, regularidades, leyes y teorías, permitiendo distinguir lo esencial de lo fenomenológico y comprender su transformación dialéctica (Leonard, 2015).

 

El Trabajo Social como disciplina y profesión en que se enmarca la sistematización pretende desde sus principales directrices la transformación social, generando desde este trabajo análisis críticos y complejos de la experiencia en particular y desde los desafíos de la agenda social del país, aportando estrategias y criterios a considerar en el mejoramiento tanto de esta línea en particular como en marco de la política pública.

 

La realización de esta sistematización en específico tiene como finalidad instar hacia un proceso de reflexión para visualizar, formular, replantear y discutir los aprendizajes, percepciones y dificultades que pudiesen estar presentando las alumnas y alumnos(as) en las jornadas interventivas de taller provenientes de la política pública de Salud Mental ejecutadas por el Programa Habilidades para la Vida II (en adelante HPV II), considerando sugerencias, modificaciones, y mejoras que permitan contribuir a los principales desafíos que presenta la política pública en la actualidad.

 

De acuerdo a los antecedentes antes señalados, cabe preguntarse ¿Cuáles son los principales aprendizajes que obtienen los alumnos(as) en las jornadas de intervención promocional en  Salud Mental?. Para ello se propuso como objetivo general: Analizar los aprendizajes de  niños, niñas y adolescentes en los talleres promocionales impartidos por el Programa HPV II. Como objetivos específicos se determinó: a) Reconocer elementos significativos y útiles para la vida cotidiana de las alumnas y alumnos adquiridos en los talleres promocional impartido por el Programa HPV II; b) Determinar la valoración e importancia que perciben las alumnas y alumnos acerca de la realización de los talleres promocionales impartidos por el Programa HPV II; c) Identificar las dificultades presentes en los procesos de aprendizaje de las alumnas y alumnos en los talleres promocionales impartidos por el Programa HPV II.

 

Marco teórico

 

La Adolescencia se encuentra contemplada entre los 11 o 12 años hasta los 19 o 21 años, en esta etapa de desarrollo es el momento donde se da inicio a la pubertad, su transcurso secuencia e indicios de la maduración tanto física como emocional (Papalia, Duskin, y Wendkos, 2005).

 

 

 

 

La adolescencia como período de crecimiento y desarrollo humano es una de las etapas de transición más importantes en la vida del ser humano, caracterizada por un ritmo acelerado de crecimientos y cambios. Si bien es cierto, en el inicio de esta etapa se desarrollan los últimos cambios corporales y sexuales secundarios en nuestro cuerpo, el principal foco está centrado en los cambios de tipo psicológico y social. Este principal foco es parte de una época en que los individuos se hacen más conscientes de sí mismo y van forjando su individualidad, creando un sistema de valores, aprendiendo del rol personal y social que requieren para su vida adulta (Catalán y Aguilar, 2005).

 

Muchos/as adolescentes si no es que todos/as, en algún momento se entregan a comportamientos antisociales, incluso a la violencia. Sin embargo, los y las jóvenes que no logran visualizar opciones positivas tienen más probabilidades de adoptar permanentemente un estilo de vida antisocial, entornos inmediatos de riesgo y contextos problemáticos en los distintos sistemas socializadores. Entendiendo que este tipo de conductas tienen sus raíces a temprana edad, surge la necesidad de realizar esfuerzos preventivos, en este caso, líneas de intervención destinadas a la promoción y prevención en este período de desarrollo. (Papalia, Duskin, y Wendkos, 2005).

 

Desde esta premisa es que la Convención de Derechos del Niño (1990) establece como postulado que “es obligación del estado proteger a los niños de todas las formas de malos tratos perpetradas por padres, madres o cualquiera otra persona responsable de su cuidado, y establecer medidas preventivas y de tratamiento al respecto”.

 

Dentro del marco y contexto nacional, Chile no ha quedado exento de estas obligaciones, constituyendo la Política Nacional de Infancia y Adolescencia del Gobierno de Chile, basada en los principios y derechos de la Convención y marco orientador para la acción de los sectores nacionales está reflejada en la política pública.

 

La infancia continúa siendo considerada un grupo vulnerable para muchas autoridades, instituciones y organizaciones, por tanto, generan procesos e iniciativas tendientes a desarrollar políticas, programas y prácticas sociales de promoción y prevención de los derechos de la infancia, activando la articulación de alianzas con organizaciones públicas y de la sociedad civil (Zanzi, 2005).

 

Zanzi (2005) destaca en el marco de la promoción y prevención que, los programas y servicios deben cumplir con ciertas condiciones y compromisos de actuación como: 1) Trabajar para que los niños y niñas sean: personas plenas, integradas, felices, autónomos. 2) Aumentar factores protectores que tiendan a su desarrollo integral (físico- biológico- psicológico) y a la protección de sus derechos.

3) Que adquieran valores sociales: justicia, solidaridad, entre otros. 4) Trabajar por una toma de conciencia, por medio del desarrollo de una labor educativa, para que la comunidad reconozca a los niños y niñas, en dignidad y derechos. 5) Los niños y niñas se encuentren siempre informados y conscientes de los procesos que equipos quieren intencionar.

 

El Programa HPV II como uno de los principales ejecutores de la política pública en ejes promocionales y preventivos en Salud Mental, sitúa su principal objetivo en Aumentar el bienestar psicosocial y el éxito en el desempeño escolar (asistencia, permanencia y rendimiento académico) de los estudiantes del país, mediante la intervención de salud mental escolar en las comunidades educativas y que, a largo plazo, eleven la calidad de vida, las competencias personales (relacionales, afectivas y sociales) y disminuyan daños en salud en la población (depresión, suicidio, consumo problemático de sustancias, conductas antisociales, entre otras) (JUNAEB, 2018).

 

Materiales y métodos

 

Metodología

 

La metodología a utilizada en la presente sistematización es la metodología cualitativa, la cual tiene como objetivo describir en profundidad las particularidades de un fenómeno permitiendo descubrir tantas cualidades como sea posible, a través de la interpretación de los significados que los sujetos del objeto de estudio les dan a ciertas experiencias (Olabuénga, 2012). En cuanto a los supuestos básicos de la metodología, se entiende según Olabuénaga (2012) que, “el mundo social es construido con significados y símbolos, implicando una búsqueda de esta construcción y sus significados”. Esto, como una forma de construir marcos propios de interpretación teórica respecto de las condiciones particulares de esa realidad. 

 

 

 

 

Modelo de Sistematización

 

Existen diversos modelos de sistematización de experiencias que se pueden utilizar al momento de realizar un proceso de sistematización, para fines de la experiencia a sistematizar es que se utilizó el Modelo Red Alforja de Oscar Jara. El autor define su propuesta como a sistematización es aquella interpretación critica de una o varias experiencias que, a partir de su ordenamiento y reconstrucción, descubre o explicita la lógica del proceso vivido en ellas: los diversos factores que intervinieron, sus relaciones y modo de realización (Jara, s.f).

 

La realización de esta sistematización de experiencia se funda con la finalidad de obtener aprendizajes críticos de la experiencia de los Talleres Promocionales impartidos por el  Programa HPV II, generación de conocimientos que, contribuirán como una perspectiva transformadora para el mejoramiento de las prácticas tanto del programa y lineamientos de la política pública.

 

Plan de Análisis

 

El análisis de la información recopilada se realizó en base al modelo de análisis en progreso, correspondiente a la metodología de investigación cualitativa propuesta por Taylor y Bodgan (1987).

 

Los autores proponen que para la realización de un correcto análisis de datos debiesen constituirse tres fases. La primera de ellas denominado descubrimiento en progreso consiste en la identificación de temáticas, proposiciones y conceptos que para los investigadores es perspicaz, de intuición e interés investigar. En segundo lugar, los autores denominan codificación al desarrollo sistemático de la interpretación de los datos, proceso que incluye recopilación y análisis formulando ideas, interpretaciones y proposiciones. En último lugar corresponde la relativización de los datos, siendo la fase final del proceso en donde data de una interpretación de datos en el contexto que han sido recogidos de manera que su validez se concreta sólo si se evalúa su credibilidad (Taylor y Bodgan, 1987).

 

 

Técnicas de Recopilación de Información

 

La técnica de recopilación de información utilizada en la presente sistematización es la Entrevista Semi - Estructurada. Esta técnica de recopilación de datos se compone por un guion con temas a trabajar, en el cual el entrevistador puede decidir de libre manera el orden de la presentación de temas a tratar y modo de formular preguntas, profundizando en aspectos que se estimen necesarios. (Corbetta, 2007).

 

Esta técnica fue utilizada en tres momentos, en los cuales en base a la unidad de análisis y criterios de selección su aplicación se desglosa en alumnos/as e informantes claves (profesionales), esto como parte de la triangulación de la información en la construcción y análisis de la información.

 

Muestra